lunes, 4 de enero de 2016

Patatas a la importancia



    Esta es una forma distinta de comer patatas, no como guarnición sino como plato principal. Mi madre las ha hecho desde siempre, incluso a veces les pone pescado ( congrio o bacalao ) y ya es¡¡ el no va más!! .El olorcito que queda  en casa  es estupendo. Es un plato típico castellano.

     NECESITAMOS

     -4 ó 5 patatas medianas
    - harina y huevo para rebozar.
    - 2 ó  3 dientes de ajo
    - una cebolla ( no muy grande)
    - 3 ó 4 hebras de azafrán
    - perejil
    - un chorrito de vino blanco ( opcional).
    - aceite de oliva para freir.
    - 2 vasos de agua o caldo


   ELABORACION



       Empezamos pelando, lavando y cortando las patatas  en rodajas de aproximadamente 1 cm ( aunque a mí personalmente me gustan más finitas). Salamos y  pasamos por harina, huevo y freimos en abundante aceite de oliva

    Cuando estén doradas, retiramos y colocamos en una cazuela.
    Preparamos un majado con los dientes de ajo y el azafrán y reservamos .
     En una sartén ponemos 3 ó 4 cucharadas del aceite de haber frito las patatas. Sofreimos en él la cebolla picada muy finita.Cuando esté transparente añadimos una cuchada rasa de harina, rehogamos rápidamente y añadimos el majado de ajo y azafrán.
    Vertemos el contenido de la sartén sobre las patatas, añadimos el agua ( y el vino si queremos) y dejamos cocer a fuego lento durante unos 20 minutos. Probamos el caldo y rectificamos de sal si fuera necesario


     Antes de retirar del fuego pinchamos las patatas para comprobar que realmente están cocidas.
    Servimos espolvoreadas con perejil picado

    Espero que os guste.

  Un saludo


  Raquel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada