domingo, 31 de agosto de 2014

Fotos Lectores agosto 2014

 

    Este mes de agosto viene  bien cargadito de imágenes de cocina, de fotos que me han mandado amigos y conocidos.
 
    Empezamos por las magdalenas de aceite de oliva que hizo mi vecina Teresa Rodrigo. Le ha cogido el punto a las magdalenas y ahora se las ve hechas en un momento.
   Fijaos en el corte. Le quedaron perfectas.
   Y es que hacer magdalenas es un placer. En apenas 10/12 minutos están horneadas
     Y éste es sólo el principio para Teresa, porque se va a animar a hacer otras muchas cosas, como las mantecadas de Astorga que ya publicaré y que le encantaron .

    Bueno.... sigo....
   Ahora le toca el turno a mi amiga Isabel M., que preparó para un encuentro familiar el  bizcocho de galletas príncipe y que también le quedó fenomenal.
    Es un bizcocho muy fácil de hacer y muy jugoso.

   Ahora vamos con recetas saladas. Esta vez las ha hecho María Ivorra y  ha elegido el gazpacho vasco porque la verdad es que en agosto ha hecho mucho calor y apatecía recetas fresquitas.
    Y aunque  la tarta de cebolla  lleva horno, se come templada o incluso fría y es una delicia.
    La verdad es que viendo las fotos dan ganas de comerse un trocito.
    Mirad la foto del corte:

   Y para terminar  volvemos al dulce. La tarta guinnes es posiblemente una de las tartas caseras más ricas y famosas que hay. En mi casa tiene mucha aceptación y en esta ocasión la preparó Sara Fierro .
    A pesar de que la tarta tuvo que viajar, llegó en perfecto estado.
    Según me cuentan algunos repitieron varias veces.

   Bueno, y esto es todo por este mes.

  Al que viene más.

   Un saludo

  Raquel

viernes, 29 de agosto de 2014

Sandwich de tomates secos y anchoas

      Fácil, rápido y delicioso sandwich  que puede servir para una comida/cena fría o simplemente como aperitivo. La mezcla de sabores me gustó mucho.
   La idea la ví en el blog de  Mª Dolores que se llama Cuinant, seguro que si lo visitaís encontrareis alguna cosita más para hacer.

   Este sandwich lleva dos pastas distintas:

    NECESITAMOS

       Pan de molde sin corteza. Yo he usado esos paquetitos que venden que es para hacer rollitos de sandwich y que son más planitos

    Para la pasta de tomates secos:

      - 150/200 gr de queso philadelphia
     - 15/20 tomates secos

   Para la pasta de anchoas:

      - 150/200 gr de queso philadelphia
      - 1 botecito de anchoas en aceite.

      Para la decoración final ( opcional)
   
        - olivada y guindillas

   ELABORACION

         Si vaís a usar pan de molde normal sin corteza empezamos aplanando un poco el pan con ayuda de un rodillo de cocina. Si usais ese pan de molde de rolllitos no hace falta aplanarlo porque ya es finito.

        Para la pasta de tomate tendremos que hidratar los tomates en agua ( templada) durante al menos dos horas. Después escurrimos bien, secamos con papel absorbente y ponemos en una batidora junto con el queso philadelphia. Trituramos hasta obtener una pasta homogénea.

   Para la pasta de anchoas, escurrimos las anchoas del aceite y trituramos junto con el queso philadelphia hasta conseguir una crema homogénea.

    Montamos los sandwich poniendo una capa de pan untada con la crema de tomates secos y a continuación otra rebanada de pan untada con la pasta de anchoas. Cortamos los sandwich  en forma de cuadrados de unos 4 * 4 cm.

 
    Por último, en el momento de servir ponemos un poquito de olivada y un trocito de guindilla aunque yo no se lo puse.

    Se pueden conservar envueltos en papel film transparente  durante un par de días en el frigorífico.
    Espero que os guste.

  Un saludo

  Raquel

martes, 26 de agosto de 2014

Salmorejo de aguacate

          Hace unos días descubrí esta receta de salmorejo de aguacate y hoy es la tercera vez que lo voy a preparar. En casa ha gustado mucho por lo suave y cremoso que queda y como está haciendo calor resulta un plato muy apropiado. . La receta la ví en el blog Los blogs de María y además ella lo acompaña con un video tutorial por si queda alguna duda de cómo hacerlo.

   Vamos con la receta:
   NECESITAMOS

   - 800 gr de tomate ( pera, rama, daniela)
   - 300 gr de aguacate ( yo sólo puse 200 gr )
   - 100 gr de aceite de oliva virgen
   - 1 diente de ajo
   - 2 cucharadas de vinagre
   - sal.
   - GUARNICION: huevo duro y jamón picadito

   ELABORACION

     - Ponemos en el vaso de la thermomix el aguacate pelado, el ajo y los tomates troceados.

   A pesar de usar la themomix yo sigo pelando los tomates ( herencia de mi madre), pero entiendo que eso va en gustos y que la thermomix lo deja de maravilla incluso con piel.

    - Seleccionamos 2 minutos, velocidad 5.

   - Añadimos el vinagre y la sal.

   -  Seleccionamos 2 minutos velocidad 7, y  cuando empiece a funcionar vamos a ir  añadiendo los 100 gr de aceite por el bocal de la thermomix para que vaya emulsionando.

   - Pasado ese tiempo, bajamos los restos de salmorejo que haya por el vaso y volvemos a seleccioar  1 minuto velocidad 8/10.

        Dejamos enfriar al menos un  par de horas en el frigorífico
   Servimos acompañado de huevo duro muy picadito y tiras o taquitos pequeñitos de jamón.

    Espero que os haya gustado la receta de hoy.

   NOTA:  sólo puse 200 gr de aguacate en lugar de los 300 gr que pone María porque lo quería un poquito menos espeso y aún así, para mi gusto, estaba estupendo.
   Un saludo
   Raquel


martes, 19 de agosto de 2014

Tarta de espinacas y queso

   Esta receta llevaba mucho tiempo esperando en mi lista de "pendientes" hasta que por fin le ha llegado su turno para salir a la luz. La verdad es que no me ha defraudado, ni a mí ni a todos los amigos que la probaron. Fue uno de los platos que servimos, en la cena de nuestros cumpleaños, mi amiga Susana y yo.
   Se puede servir fría o caliente. Nosotros la tomamos fría y estaba buenísima.
   Vi la receta en el blog de Carmen Mis recetas de cocina, y os recomiendo que os deis un paseito por su blog para ver todas las cosas chulas que tiene.
 

   NECESITAMOS

    Para la masa:
   - 160 gr de harina
   - 90 gr de mantequilla troceada
   -  1 yema de huevo
   - 1 cucharada de agua fría.

   Para el relleno:
   -300 gr de espinacas
   - 125 gr de queso enmental rallado.
   - 125 gr de queso cheddar rallado
   - 1 cebolla blanca y 1 morada ( picadas muy finitas)
   - 3 huevos y una clara de huevo
   - 1 yogur natural sin azúcar
   - 50 gr de leche desnatada
   - sal
   - pimienta molida
   - nuez moscada molida

   ELABORACION
   
   Para la masa: 
       Mezclamos la harina con la mantequilla hasta conseguir una masa desmigada. Añadimos la yema de huevo y la cucharada de agua fría y amasamos hasta que quede una masa suave.
   Hacemos una bola, envolvemos en papel film transparente y refrigeramos durante unos 20/30 minutos.
    Encendemos el horno a 200ºC.
   Estiramos la masa con cuidado utilizando dos hojas de papel vegetal. Forramos un molde de unos 26 cm. y ponemos peso encima ( legumbres, bolitas de cerámica, etc)

      Horneamos durante 10 minutos. Sacamos del horno, retiramos el peso y volvemos a meter al horno durante otros 10 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.

   NOTA:   Si tenéis prisa o simplemente no apetece, se puede usar  masa quebrada de la que ya venden preparada y queda bastante bien.

    Bajamos el horno a 180ºC.
     Para el relleno:

   Cocemos las espinacas en agua con sal durante 1 minuto. Pasamos por agua fría y escurrimos muy bien.
      Aunque en la receta original no lo pone, yo poché ligeramente las cebollas, tanto la blanca como la morada, es decir, que puse un poquito de aceite en una sartén y doré ligeramente ambas cebollas.
   Ahora cogemos un bol grande y ponemos los huevos y la clara de huevo. Los batimos ligeramente y a continuación añadimos las espinacas bien escurridas, las cebollas pochaditas, los quesos, el yogur, la leche, la sal y la pimienta y la nuez moscada.
 Mezclamos bien, vertemos sobre nuestro molde y metemos al horno a 180 ºC durante aproximadamente 35 minutos, aunque ya sabéis que depende de los hornos. Yo lo tuve que dejar algo más ( unos 45/50 minutos).

    Se puede servir caliente o frio.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Sopa de tomate y yogur

   Estos días estamos pasando mucho, pero que mucho calor por la zona Mediterránea. Esta receta es una opción buenísima para refrescar los cuerpos por dentro y aportar vitaminas, proteínas y sales minerales.
    Es una sopita muy, muy suave, apta para los intolerantes al ajo, cebolla, pimientos en sus distintos colores, etc, etc. jajajajaja
   Seguramente la fotografía que he publicado no os invite a hacer este plato, por eso os dejo el enlace del blog de Rosalía ( Rossgrastronomica.),  que es donde ví la receta para que comprobéis lo bien que queda.

   NECESITAMOS

   - 4 tomates maduros
   - 2 yogures naturales
   - 250 gr de miga de pan ( yo le puse menos)
   - una cucharadita de azúcar
   - sal
   - aceite de oliva virgen extra ( AOVE).
   - guarnición: queso feta, uvas, melón etc.

   ELABORACION

    Pelamos los tomates ( escaldados o usando un pelador) y los troceamos.
    Ponemos en un bol grande los tomates troceados y el resto de los ingredientes excepto la guarnición. Dejamos que macere durante al menos una hora.
   Pasado ese tiempo trituramos con ayuda de una batidora o de un robot de cocina hasta dejar una crema muy fina. Pasamos por un chino para retirar los restos de pepitas. Rosalía propone añadir leche si queda una textura muy espesa pero yo lo que hice fue poner menos pan.

   Dejamos enfriar en el frigorífico durante unas horas y por último servimos en cuencos acompañándolo de la guarnición. En esta ocasión elegí el queso feta porque aporta un punto de acidez que le va muy bien a esta crema fría y la uva precisamente por aportar un punto dulce que contrasta con el queso.

   Espero que os guste.
  Un saludo

  Raquel

domingo, 3 de agosto de 2014

Fotos lectores Julio 2014



   Con unos días de retraso os enseño las fotos de las recetas que algunos lectores han hecho durante el mes de julio.
   Empezamos por la tarta de Santiago que hizo Sara Fierro y que le quedó estupenda tanto de aspecto como de sabor. Si queréis ver la receta pinchad aquí.
   También me mandó una foto del corte.
   Sara también hizo otra tarta del blog para llevar a una comida de amigos. En esta ocasión eligió el pastel  de chocolate negro  y avellanas aunque me comentó que no tenía avellanas para la decoración y utilizó virutas de chocolate.  Me contó que algunos hasta tripitieron de esta tarta. Os dejo aquí. el enlace a la receta
   También podéis ver la foto del corte.


   Mi cuñada Carolina también hizo un bizcocho de galletas Príncipe para un concurso de tartas de un campamento de verano. Pinchad aquí para ver la receta.
      .... Y esto es todo por ahora.
   Hasta la próxima

   Un saludo
  Raquel

martes, 29 de julio de 2014

Magdalenas de aceite de oliva

   Hoy os traigo unas magdalenas riquísimas. Son superesponjosas, sanas, caseras, fáciles  y encima están muy, muy ricas. Tengo unos vecinitos de 5 y 3 años que las probaron y querían más asi que su madre me ha dicho que en cuanto publique la receta las hace ella en casa.
   La receta la ví publicada en el blog de Charo ¡Uhmm qué rico!! y es que me entraron por los ojos en cuanto las ví.
    Las fotos no son de muy buena calidad porque las tuve que sacar con el móvil pero aún así os recomiendo que las probéis.
   Voy con la receta


   NECESITAMOS
 
   - 4 huevos
   - 250 gr de azúcar
   - 250 gr de harina
   - 1/2 vaso de aceite de oliva
   - 1 sobre de levadura en polvo ( tipo Royal o similar)

   ELABORACION

   Ponemos en un  bol, los huevos y el azúcar y batimos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que blanqueen ( al menos 5 minutos). Vertemos el aceite de oliva , poco a poco, mientras seguimos batiendo.
   En otro recipiente mezclamos la harina junto con la levadura y tamizamos.
   Incorporamos  la harina-levadura a la masa de los huevos-azúcar con movimientos suaves y envolventes.
   Tapamos el bol con un paño de cocina o con papel film y lo metemos al frigorífico durante al menos 1 hora ( incluso se puede dejar toda la noche reposando).
   Horno precalentado a 220ºC con calor por arriba y abajo y cuando metamos las magdalenas lo bajamos a 200ºC
   Pasado ese tiempo mínimo, rellenamos los moldes de las magdalenas ( unas 3/4 partes) y a ser posible que el papelillo de la magdalena esté a su vez en un molde metálico o una flanera pequeñita para conseguir así una buena magdalena. Espolvoreamos un poquito de azúcar en cada moldecito.
   Horneamos durante unos 15-20 minutos. Cuando estén doradas estarán hechas.

   Es increible cómo crecen de rápido las magdalenas en el horno. Es un espectáculo que no me canso de observar... y además cómo huele......
   Os dejo una foto del corte aunque esta foto es todavía peor que las anteriores.

   Espero que os haya  gustado y si os animáis  a hacerlas mandadme vuestros resultados que me hace mucha ilusión.

   Raquel